Buscar

El eCommerce Outlaw

Actualizado: 18 de nov de 2020

Durante el último tiempo, me he visto en la necesidad de cotizar ciertas cosas que necesito desde la oficina o mi departamento. Dada la contingencia, he optado por elegir productos que sean en lo posible de negocios locales o Pymes chilenas.


Navegando por diferentes páginas, algo que me ha llamado la atención, son que muchos sitios -si bien son extremadamente amigables con el usuario- carecen de ciertos elementos que resultan fundamentales para salvaguardar los intereses tanto del oferente, como del potencial consumidor.

Esto me ha hecho pensar, que si muchas páginas no cuentan con ciertos ítems que debiesen estar a la vista del usuario (como los términos y condiciones), no sería raro que tampoco cuenten con aspectos legales que se les exige a cualquier negocio. Caricaturizándolo, diríamos que son forajidos, operan al margen de la ley.


Sin lugar a dudas, existe un manifiesto "boom" en el eCommerce, y es que debe ser el modelo de negocios que mejor ha salido parado de esta pandemia. Ha sido una obligación para sobrevivir subirse al carro de la digitalización. Se han tenido que incorporar elementos de logística para stocks, pago y deliveries en búsqueda de la mejor experiencia del cliente, pero este impulso no ha ido de la mano necesariamente con las siempre aburridas exigencias de la ley.


A la fecha, en nuestro país no existe una regulación especial para el eCommerce. Por lo que es posible aplicar un amplio abanico de normas que sin dudas resulta confuso. Podemos encontrar algunas contenidas en cuerpos generales como los códigos: Civil, de Comercio y Tributario. Y también en algunas leyes especiales que se encargan de resguardas temas más específicos, en la que destacan: Ley del Consumidor, Ley de Protección de Datos, D.L sobre patentes municipales, etc.


Lo que quiero decir, es que al desarrollar una actividad –sin importar si es producto o servicio- mediante medios digitales, se deben cumplir con ciertos deberes que exige la ley de la misma manera que si fuese a través de una tienda física.


La idea de este artículo no es asustar a nadie que este emprendiendo, al contrario, busca generar conciencia de que sentar las bases legales es un buen consejo para poder explotar el desarrollo de tu actividad.


Para ello es que dejaremos un listado de aquellos elementos que son importantes tener en consideración para que hagas un breve “examen de legalidad” y veas en que situación te encuentras:


· Ante el Servicio de Impuestos Internos:

1. Iniciar actividades, ya sea como empresa o persona natural.

2. Emitir boletas o facturas por cada venta que hagas en tu eCommerce.

3. Realizar las declaraciones mensuales y anuales de impuestos.

4. Pagar los impuestos respectivos, como por ejemplo IVA o impuesto a la renta.

· Ante la Municipalidad:

1. Obtener una patente comercial en dónde va a figurar el domicilio de tu E-Commerce.

· Revisar si mi actividad requiere de Permisos Especiales:

1. Si involucra alimentos para personas: Autorización Sanitaria, Resolución Sanitaria ante el SEREMI de Salud.

2. En caso de que tenga relación con la salud: Autorización ante el Instituto de Salud Pública (ISP).

3. La actividad es ganadera o agrícola: Autorización del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).


Estos son algunos aspectos que debes tener en consideración, de lo contrario, serás un forajido. Afortunadamente no aparecerá tu cara en afiches de “SE BUSCA” pegado en un bar, pero te arriesgarás a multas y malos ratos innecesarios con la entidad correspondiente, y créeme que ellos siempre disparan primero.



Maximiliano Lagos Pérez.

22 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo